Sobre el libro

En El Milagro del Santero, Don Jacobo tiene un sueño que al fin de cuentas le recuerda que los milagros sí pueden suceder.

Don Jacobo le enseña a su nieto Andrés, que está de visita, a cómo tallar santos. La Navidad se va acercando, la nieve ya está cayendo en el pueblo y los dos se encuentran trabajando en una talla de San Isidro, el Santo Patrono de los agricultores.

El trabajo casi terminado se queda en la sala junto a dos bueyes y un ángel que Don Jacobo había tallado antes en el mes. Las montañas cubiertas por la nieve se ven preciosas pero el camino para la casa está impenetrable. Los padres de Andrés no podrán llegar a tiempo para celebrar la Navidad y el vecino de Don Jacobo, Don Leopoldo, se encuentra en estado crítico de salud y no puede llegar a un hospital.

Entonces Don Jacobo tiene un sueño: San Isidro está arando el terreno con los dos bueyes y el ángel lo está ayudando. “¿Pero nosotros no aramos hasta abril,” Don Jacobo murmura cuando se despierta, “¿qué podrá significar?”

La historia de Rudolfo Anaya es sobre el poder de la fe, la esperanza y amor que será disfrutada por lectores de todas las edades.

Para aprender más sobre santeros visite